Publicado el:
Jul
16
Educación

Los efectos de la música en la niñez: reflexiones del Diplomado en Música en la Primera Infancia

Esta oferta académica de la División de Educación Continuada comenzará el 8 de septiembre de 2019.
niñosmusica-elbosque

A lo largo de la historia, las canciones han sido un aporte valioso que desarrolla las capacidades musicales de los niños al enriquecer por este medio comprender el lenguaje, el manejo básico de la articulación y la dicción, así como estimular la escucha consciente, la motricidad, la creatividad y promover en este proceso el goce estético que deviene del cantar.

Así mismo, la lúdica es la mejor herramienta para el maestro en el trabajo con el niño pequeño. Por esta razón, se hace importante para los docentes establecer un criterio de selección del repertorio acorde a las necesidades de los niños enriqueciendo su bagaje melódico, pues el ejercicio musical se construye desde el juego creativo, colectivo y de interacción.

Estos propósitos generan que la música en la primera infancia demande toda una gama de desafíos, los cuales serán abordados en un Diplomado que permitirá enriquecer el encuentro con el niño y potenciar su desarrollo integral para una mejor proyección y participación en comunidad.

Te puede interesar: Próximos diplomados

El Diplomado en Música en la Primera Infancia tiene por objetivo crear espacios de reflexión y de acción que abarquen competencias comunicativas, expresivas y emocionales desde los lenguajes artísticos, con el propósito de generar nuevas e innovadoras propuestas pedagógicas y didácticas dirigidas a la primera infancia y a una formación integral.

De la mano de conferencistas y docentes en pedagogía musical como Gloria Valencia Mendoza, fundadora del Foro Latinoamericano de Educación Musical; Héctor W. Ramón, magíster en Musicoterapia de la Universidad Nacional de Colombia, y María Teresa Martínez, magíster en Desarrollo Educativo y Social, entre otros, el Diplomado evidenciará las necesidades de actualización de los docentes, buscando promover en los niños la escucha activa y la capacidad de analizar, apreciar y disfrutar realidades sonoras propias de cada entorno.

Los niños son felices al formar parte de un colectivo musical, cuando tocan un instrumento y exploran sus diferentes sonoridades, realizan una coreografía o cantan, por lo que el manejo de objetos sonoros e instrumentos de percusión elemental requiere del agente educativo un conocimiento básico para su mejor utilización.

¡No te lo pierdas! Conoce más aquí.