Publicado el:
Oct
22
Ciencia, Tecnología e innovación

Proyecto de Ingeniería de El Bosque se destaca por ser ejemplo de la industria automovilista colombiana

La iniciativa es desarrollada por miembros de la Facultad de Ingeniería de la Universidad.
proyecto-elbosque

Luego de 15 años de crear prototipos de vehículos como parte de un proyecto semestral que busca articular el modelo pedagógico de la Universidad con la apropiación conceptual de procesos y herramientas de ingeniería, el equipo Corre Caminos, conformado por diez estudiantes del Programa de Ingeniería Industrial de El Bosque, junto al docente John Eduardo Peña, director del Centro de Desarrollo Tecnológico e Innovación de la Facultad de Ingeniería, recibieron un reconocimiento por su emprendimiento a través del cual diseñan vehículos de tracción humana y aportan al desarrollo de carros de conducción autónoma.

Este ejercicio académico ideado por el profesor Peña, facilita la construcción de vehículos según un reglamento técnico definido en el proyecto, el cual permite contemplar y entender las exigencias de la industria automovilista, a partir de características como estándares de calidad, seguridad, análisis de aspecto y oportunidades de mejora de la movilidad para la ciudad.

Los estudiantes deben crear una escudería o el equivalente a un equipo de automovilismo, diseñar sus vehículos, conseguir patrocinadores para construirlos, gestionar su lanzamiento, participar en carreras y buscar conductores que deseen pilotearlos en ejercicios lúdicos, deportivos y de integración, para lo cual trabajan con organizaciones como la Fundación Mi Felicidad, convirtiéndose así en un espacio de entretenimiento y diversión para niños en estado de vulnerabilidad.

Este proyecto entrega los vehículos de carreras creados por los participantes como una donación gracias al patrocinio de empresas como Delipop, Mortar e Industrias Salsamentarias El Bohemi, promoviendo el acercamiento entre la industria y la academia.

“El detalle más importante detrás del proyecto impulsado por el profesor es el recurso social, (…) pues no es solo crear para competir, sino ver la alegría que genera en los niños y la proyección que aportan los carros a sus vidas”, comentaron Daniel Hernández, Carlos Rincones y Daniel Árdila, estudiantes participantes y campeones de esta iniciativa.